Gestión de pacientes en shock séptico mediante PiCCO®

 

PiCCO es el “gold standard” en la monitorización hemodinámica

 

 

  • Desafío
  • Caso clínico
  • Habituales
  • Características
  • Beneficios
  • Estudio
  • Publicaciones

Cuando cada una de sus decisiones tiene consecuencias críticas...

Caso clínico*: traumatismo craneal, SDRA severo y shock séptico

 

Este paciente parece estar hipovolémico sobre la base de los parámetros clínicos estándares especificados, tales como la PAM y la PVC. La monitorización hemodinámica con PiCCO revela que este paciente presenta una hipervolemia severa.

¡Sería un grave error administrarle líquidos! Los parámetros PiCCO indican que este paciente necesita noradrenalina y diuresis agresiva. Este caso demuestra el valor de la monitorización hemodinámica avanzada con PiCCO y se puede usar como ejemplo de que una evaluación incompleta puede derivar en un tratamiento incorrecto.

* Este caso clínico real ha sido amablemente cedido por el Dr. Eran Segal y el Prof. Azriel Perel, del Departamento de Anestesiología y Cuidados Intensivos, Sheba

Medical Center, Universidad de Tel Aviv, Tel Aviv (Israel).

Dificultades habituales en la gestión del shock séptico

  • Un simple examen físico suele pasar por alto el estado hemodinámico5,12
  • CVP y POAP no reflejan el estado de los líquidos2,4
  • Hipervolemia el 50 % de pacientes de la UCI no responden a la administración de líquidos2,3

 

 

Beneficios de la gestión del shock séptico con PiCCO

 

*** SVV y PPV solo se aplica en pacientes completamente ventilados sin arritmias cardíacas.

Características de PiCCO

 

** La elevada precisión del valor del gasto cardíaco ofrecida por la tecnología PiCCO se basa en la calibración mediante termodilución transpulmonar.

Estudio

PiCCO proporciona diversos parámetros importantes, entre ellos el CO continuo, monitorizado desde la cabecera del paciente, lo cual puede influir de forma considerable en las decisiones clínicas

Un reciente estudio de Perel et al. ha demostrado la capacidad limitada de los médicos para calcular con precisión importantes parámetros fisiológicos a partir de la evaluación clínica y la monitorización hemodinámica habitual. En el 75 % de los casos clínicos de este estudio, los médicos subestimaron el CO del paciente y, en el 54 % de los casos, lo subestimaron en más del 20 %.

Después de insertar el PiCCO y de obtener información sobre el estado de precarga y la cantidad de agua pulmonar, una gran cantidad de médicos cambiaron importantes decisiones terapéuticas, en un principio basadas en información clínica existente12.

Publicicaiones

1. Dellinger et al., Surviving Sepsis Campaign: International Guidelines for Management of Severe Sepsis and Septic Shock: 2012. Crit Care 2013, 41(2): 580-637.

2. Marik et al., Does the central venous pressure predict fluid responsiveness? An updated meta-analysis and a plea for some common sense. Crit Care Med 2013, 41(7): 1774-1781.

3. Marik & Bellomo, A rational approach to fluid therapy in sepsis. Br J Anaesth 2016, 116 (3): 339-349.

4. Cecconi et al., Consensus on circulatory shock and hemodynamic monitoring. Task force of the European Society of Intensive Care Medicine. Intensive Care Med 2014, 40(12): 1795-1815.

5. Beale et al., Vasopressor and inotropic support in septic shock: an evidence-based review. Crit Care Med 2004, 32(11): 455-465.

6. Sakka et al., Assessment of cardiac preload and extravascular lung water by single transpulmonary thermodilution. Intensive Care Med 2000, 26(2): 180-187.

7. Marik et al., Hemodynamic parameters to guide fluid therapy. Annals of Intensive Care 2011, 1(1): 1-9.

8. Michard et al., Global end-diastolic volume as an indicator of cardiac preload in patients with septic shock. Chest 2003, 124(5): 1900-1908.

9. Malbrain et al., The debate on fluid management and haemodynamic monitoring continues: between Scylla and Charybdis, or faith and evidence... . Anaesthesiol Intensive Ther 2014, 46(5): 313-318.

10. Jozwiak et al., Extravascular lung water in critical care: recent advances and clinical applications. Ann. Intensive Care 2015, 5(38): 1-13.

11. Monnet at al., Assessing pulmonary permeability by transpulmonary thermodilution allows differentiation of hydrostatic pulmonary edema from ALI/ARDS. Intensive Care Med 2007, 33(3): 448-453.

12. Perel et al., The effects of advanced monitoring on hemodynamic management in critically ill patients: a pre and post questionnaire study. J Clin Monit Comput 2015, epub.

Webinar: Manage septic shock patients with PiCCO®

Charles Phillips MD, Associate Professor

>> Video en línea


PULSION is part of Maquet Getinge Group